• Energía Libre

Generación distribuida bajo net billing en Chile registra crecimiento del 100% en 2018

La generación distribuida, más conocida como Netbilling (Ley 20.571) otorga el derecho a clientes regulados, a generar su propia energía, autoconsumirla y a vender sus excedentes.

Vigente desde 2014, este año ha marcado un nuevo precedente, puesto que el Congreso aprobó algunas modificaciones, que se resumen en: a) Subir el límite de capacidad instalada de los generadores desde 100 kW a 300 kW, para apoyar el desarrollo de proyectos de autoconsumo mayores, que benefician principalmente a actividades productivas, y; b) Reforzar que la Ley tiene por objetivo el fomento al autoconsumo y no la comercialización de la energía, la que tiene otro marco regulatorio (PMGD).


Para ello se establece que los excedentes que, eventualmente, después de un tiempo prolongado, por ejemplo uno o más años, no pudiesen descontarse de la cuenta de electricidad del establecimiento en el que está instalado el sistema de generación, puedan descontarse de cuentas de suministro eléctrico de otros establecimientos del mismo propietario (mismo RUT) y para la misma empresa distribuidora.


Sobre la desarrollo de la generación distribuida en Chile, previo a las modificaciones, un informe de la consultora Systep, demostró a fines de 2018, la nueva capacidad de las instalaciones solares bajo net billing aumentó de más de un 100% con respecto al año anterior, una señal que este segmento está creciendo aún antes de que las nuevas reglas para la generación distribuida entren en vigor.


Desde su promulgación en octubre de 2014, la ley chilena de net billing ha producido durante los últimos cuatro años resultados bastante decepcionantes con respecto a las expectativas iniciales, que eran debidas a la gran radiación solar del país así como a los grandes desarrollos que se vieron en esta década para la construcción de proyectos solares a gran escala.


Según el informe, además, en 2017 las nuevas instalaciones totalizaron 6,4 MW, mientras que el año anterior y en 2015 la nueva potencia instalada había sido respectivamente de apenas 4,0 MW y 1,4 MW. La potencia fotovoltaica cumulada de los generadores bajo net billing había alcanzado unos 24,4 MW a finales de diciembre.


“Particularmente, la capacidad instalada durante el año 2018 es mayor que la generación distribuida instalada entre el año 2015 y el año 2017, lo que implica un crecimiento importante en el mercado desde el comienzo de la Ley, previo a las modificaciones recientes,” escribieron los autores del informe.


Cuando las nuevas reglas para el net billing entrarán en vigor, casi seguramente asistiremos a un mayor crecimiento de la solar sobre cubierta en Chile, ya que el límite de potencia para el acceso al mecanismo será elevado de 100 a 300 kW, además de ampliarse el rango de proyectos admisibles, que no serán solo instalaciones para usuarios individuales, sino también sistemas comunitarios y de propiedad conjunta. Las nuevas disposiciones, además, permitirán net metering virtual.


Al cierre de este reporte, según la información registrada en Energía Abierta, durante 2019 se han registrado 232 proyectos bajo generación distribuida, que totalizan 3.152,85 MW de potencia.

Fuente: PV Magazine



0 visualizaciones0 comentarios